orgullosa por siempre

¡Feliz 2012, comenzando mejor ql 2011!

Publicado: 2012-01-01

Estimados conciudadanos y conciudadanas:

Que este año 2012 sea uno de avances en nuestra vida ciudadana, democrática o constitucional. Sabemos que difícilmente será de grandes avances; pero si logramos algunos, tendremos motivos para estar más felices que ahora … y ojo, que hoy tenemos algunos motivos para estar más felices que hace un año, en enero de 2011.

En efecto, en ese entonces vivíamos en una incertidumbre política y gobernados por un presidente que si bien supo mantener el piloto automático del crecimiento económico vía el continuo aumento de los ingresos fiscales por nuestras exportaciones primarias (minerales básicamente), no supo gestionar la conflictividad existente a lo largo y ancho de nuestro país, y, peor aún, abandonó todas las transformaciones necesarias para concentrarse en su propia complacencia y la de sus amigos y aliados.

Eso caló en nuestros ya desprestigiados aspirantes a líderes políticos, que exacerbaron su concepción de la política como extensión simplista de los negocios, es decir, como espacio para obtener máximas ganancias con mínimos esfuerzos. Y aparecieron numerosas candidaturas indistinguibles por sus propuestas y programas, centradas básicamente en los nombres de los candidatos. Así, en enero de 2011 la mayoría de los candidatos con opciones de ganar se “vendía” como la continuidad del gobierno del “piloto automático” de la economía y el dejar hacer, dejar pasar de la corrupción y los conflictos sociales.

En ese escenario, en abril de 2011 una de ellas pasó a la segunda vuelta, junto con el candidato que desde el 2006 venía propugnando un cambio en el modelo económico. Como no podía ser de otra manera, los beneficiados de la economía apoyaron a la primera, sin importarle que sin tapujos se autoidentificaba como la continuidad del gobierno de su padre, un dictador corrupto y asesino al final del siglo pasado, que purga prisión por sus numerosos crímenes. Y como sí podía ser de otra manera, demonizaron a extremos grotescos a su contendor, recurriendo a sembrar miedos mediante mentiras enormes, sólo tragables vía una campaña de comunicación masiva de los temores vía la mayoría de radios, televisoras e impresos de alcance nacional.

Sin embargo, un sector agrupado por mínimos de ética política, reaccionó y usando todos los medios alternativos posibles, logró romper el cerco del miedo y darle la victoria al candidato del cambio, obligándole a ciertos compromisos. Entre ese sector y sumando a ese esfuerzo estuvimos los constructores del Bicentenario. Por ello nos corresponde precisar los compromisos del ahora gobernante gracias al 20% que junto con otros, le conseguimos.

En primer lugar, el ahora presidente tiene un compromiso de inclusión social con el 31% que lo apoyó en la primera vuelta. Y eso implica no sólo más gasto en salud, educación, agua, desagüe, electricidad, caminos y programas sociales de asistencia directa, sino iniciar un cambio de modelo económico de modo que se potencie la productividad de los ciudadanos y ciudadanas, rurales y urbanos. No será fácil, pero es imprescindible que el gobierno impulse los primeros pasos, pues es la única via de superar la pobreza de manera sostenible. Y para ello puede aprovechar experiencias exitosas aisladas que se han venido dando en diversas partes del país.

En segundo lugar, el presidente y su gobierno tienen varios compromisos más sencillos de cumplir con el 20% adicional que le dio el triunfo en la segunda vuelta:

- No reelección, por ningún motivo, medio o pretexto. Evidentemente, descartado queda cualquier modalidad de ruptura del principio de separación de poderes, algo que incluso el entonces candidato juró en público.

- No expropiación más allá de lo actualmente permitido por la Constitución y la ley. Con esto se buscó conjurar la campaña de miedo al despojo de ahorros, pensiones y bienes con los que los grandes poderes económicos buscaron hacer ganar a la hija del dictador encarcelado.

- No indulto al personaje acabado de mencionar, por cuya memoria finalmente su hija y su grupo fueron derrotados nuevamente.

En general, estas tres condiciones son expresiones de un concepto clave, revolucionario hace más de dos siglos pero que no termina de cuajar en Perú y otros países: el de la igualdad ciudadana ante la Constitución y la Ley. Según este principio, toda persona debe ser tratada de igual manera por el Estado, que debería actuar sólo según las acciones permitidas, fomentadas o prohibidas por leyes dadas por los representantes de los ciudadanos y ciudadanas. Por ende, no debería haber trato diferenciado según el ánimo del gobernante o las posiciones familiares, el poder económico, las amistades o los compadrazgos. El ex presidente preso debe ser tratado como cualquier otro preso. El cuñado del rey que comete delitos, debe ser tratado como cualquier otro delincuente (como lo acaba de recordar el rey de España). El actual presidente tiene que actuar bajo las mismas reglas que todos los demás. Y los derechos de todos los demás, a la libertad, a la vida, a la salud, a la educación, a la propiedad, deben ser respetados de igual manera.

Eso fue lo que ganó en las elecciones generales de junio. Y eso es una buena noticia. Y también lo es que al terminar el 2011, los compromisos asumidos no se hayan roto, más allá de que aprobemos o desaprobemos algunas o muchas de las numerosas decisiones que como todo gobierno, éste viene tomando. Por ello, en el 2012 el presidente tiene que mantener esos 4 compromisos: el grande de la inclusión social verdadera (no asistencialista) y los puntuales de no romper el Estado Constitucional de Derecho para favorecerse a sí mismo, a su entorno o a algún personaje en particular, por más presiones que tenga o pretextos que se le pongan: que la gobernabilidad, que la crisis, que las encuestas, etc.

Por nuestra parte, Constructores Perú – Ciudadanos al Bicentenario seguirá atento al cumplimiento de sus obligaciones constitucionales, en el esfuerzo de generar las condiciones políticas para que el Bicentenario de nuestra declaración de independencia nacional, nos encuentre a los peruanos y peruanas en un país donde podamos vivir en una sociedad verdaderamente libre e independiente para todos y todas.

Constructores Perú – Ciudadanos al Bicentenario

Presidencia 2011-2012


Escrito por

Constructores Perú

Construyendo, con todos y todas, las fuerzas en marcha que conseguirán que el 2021 podamos celebrar de verdad la declaración de libertad e independencia. Los invitamos a sumar y seguir sumando, que nuestro país y nuestra gente se merece una buena celebración


Publicado en

Peruconstructor

Just another Lamula.pe weblog