orgullosa por siempre

La lección del "cholo Payet" para nuestro Bicentenario

Publicado: 2011-10-01

Lolo sabía reconocer valiosos a sus contrincantes

La lección del "cholo Payet" para nuestro Bicentenario

de Pier Paolo Marzo Rodríguez, el sábado, 01 de octubre de 2011 a las 15:38

Hoy "el cholo Payet", el "loco David" o el "negro Ampilio" son los nuevos personajes de la farándula limeña. ¿Y de donde han salido? ¿De un pabellón de Lurigancho? ¿De los Barracones del Callao? ¿Del "Fuerte Apache" entre Magdalena y San Miguel?

¡NO ! Son vecinos de La Planicie, en La Molina, viajan a EEUU cuando quieren (ergo, tienen visa de múltiples entradas), tienen empresas, estudiaron en colegios costosos y universidades también costosas (al menos los dos primeros) .

Lo que confirma - además de que esos barrios, colegios y universidades no forman elites a pesar de lo que sus inversionistas quieran creer - que  la violencia no está asociada a la pobreza. Combatir la violencia en la sociedad exige entonces, antes que medidas efectistas pero inefectivas (jugar con estadios vacíos, por ejemplo) o asistencialistas (subsidiar a los pobres sin ayudarlos a que tengan empleos dignos y buen remunerados que los liberen de la pobreza), medidas que ataquen el centro del mal.

Y el centro de la violencia es el olvido del valor de la vida humana, de la vida del otro, del distinto, del que no pertenece a mi tribu, mi equipo, mi barra, del que no es "gente como uno". Despreciar a los otros es la causa de las violencias, individuales o estructurales, que cobran vidas, como las de Oyarce en el estadio o de los niños intoxicados - por descuidos - de Cajamarca o de José Luis Vilcapoma, que perdió la vida el miércoles en Miraflores (Lima) porque no se tomaron medidas de seguridad en la construcción en la que trabajaban.

Por el contrario, educar para el respeto de los demás, especialmente de los más vulnerables es el antídoto definitivo a situaciones como las mencionadas. He ahí el reto principal para nuestra celebración del Bicentenario. El respeto y la valoración de los otros, además de vacunar contra las violencias de todo tipo es la llave para desterrar la pobreza en sus facetas humillantes y por lo tanto, es la palanca para la generación de riqueza cuidando la Naturaleza (esa gran "otra" que nos rodea) y nuestras ciudades.

Evidentemente, revolucionar la educación, de niños, jóvenes y adultos, cambiando su eje de la instrucción cognitiva a la formación de virtudes sociales como el respeto, la contención de la ira, la solidaridad con los que sufren, la resiliencia colaborativa, es mucho más difícil que medidas simplistas; pero será lo más efectivo.

He ahí otra pista de acción para el camino hacia nuestro Bicentenario, que los ciudadanos  y ciudadanas peruanas tenemos que construir.

Pier Paolo Marzo R.

Constructores Perú - Ciudadanos al Bicentenario


Escrito por

Constructores Perú

Construyendo, con todos y todas, las fuerzas en marcha que conseguirán que el 2021 podamos celebrar de verdad la declaración de libertad e independencia. Los invitamos a sumar y seguir sumando, que nuestro país y nuestra gente se merece una buena celebración


Publicado en

Peruconstructor

Just another Lamula.pe weblog