orgullosa por siempre

Dime con quien andas y te diré por quien voto

Publicado: 2011-05-25

Es cierto que la hija no es culpable de los delitos de su padre ... ¿pero debe ser nuestra presidenta? A ver. Cerremos los ojos y olvidémonos quién es su padre y que hizo. Olvidémonos donde estuvo ella, en qué posición de influencia estuvo cuando su padre ordenaba y premiaba los más horrendos crímenes. No pensemos en lo que supo y ante lo que calló.

Y juzguémosla únicamente por sus obras a partir del 19 de diciembre del 2000, cuando su padre renunció desde Japón. En esos tiempos ella viaja a Estados Unidos a completar sus estudios y se casa allá. El 2005 retorna a Perú y el 2006 es elegida congresista por el partido fujimorista. Entre ese año y hoy su desempeño ha sido de mediocre para malo. Faltando sistemáticamente, sin proponer nada, sin nada que destacar, sin liderar nada en el Congreso, salvo la lista de los faltones. Es decir, olvidándonos de todo su entorno, de toda su historia, suponiendo que nació políticamente a finales del 2000, no hay NADA, NADA, NINGÚN MOTIVO por el qué se la deba elegir nuestra presidenta de la República.

Es cierto que su contendor no tiene tampoco muchos méritos. Pero ha hecho uno que marca una diferencia notable: ha logrado reunir en torno suyo a gente decente o competente, o con ambas virtudes, como Javier Iguiñiz, Kurt Burneo, Féliz Jiménez, Omar Chehade, Rosa Mavila, Mario Vargas Llosa, entre muchos otros, que más que compensan a la parte más recalcitrante de sus seguidores. Y ha logrado que gente más limpia que muchos de nosotros, salgan gratis a apoyarlo, directa o indirectamente, quizá por instinto de supervivencia, quizá por dignidad, quizá por evitar la verguenza de tener como presidenta a aquélla candidata. Que sólo ha convocado a quiénes apoyaron a su padre.

Dime con quien andas y te diré quien eres. Ante deméritos de los candidatos, los entornos vistos en su conjunto, marcan una gran diferencia.

Ahora, abramos los ojos y volvamos a verla en el contexto de su propia historia personal y política. El artículo que copio puede ayudar.

PPMR

http://www.larepublica.pe/25-05-2011/contra-keiko

Por: Carlos Reyna

¿Es Keiko Fujimori solamente la hija biológica de Alberto Fujimori, con su propio rumbo en política? Ni hablar. Sin ser idéntica a él, Keiko es la discípula y la continuadora de su padre en todo lo que son los juegos del poder.

Keiko nació a la política moldeada por su progenitor. Él le dio su primer papel público como primera dama, y de él tomó varias de las tesis que forman el ideario elemental del fujimorismo.

Así, ella piensa que el golpe de Estado de 1992 estuvo justificado en aras del orden. Cree que su papá no sabía nada de los crímenes orquestados por Montesinos. Piensa que es inocente, que su condena es injusta y que debe ser liberado.

También del padre recibió su condición de apoderada del fujimorismo. Él le traspasó los operadores, las redes, las complicidades y las prácticas políticas que conforman su movimiento. Y no la hubiera hecho candidata sin verificar que ya era una dócil y aplicada pupila política.

También ahora, como antes el padre, Keiko carece de ideas, de intelectuales y de programa. Le basta traficar con las necesidades de los pobres y el pánico de las clases medias. Con usar a su favor el recurrente egoísmo de las clases altas y la desinformación practicada por la mayoría de los grandes medios. Es la misma moral.

No sé si una Keiko gobernante sumiría al Perú en otra dictadura. A veces, eso ni hace falta con una democracia tan oligárquica como la que tenemos. Pero, si gana Keiko, esa será la señal que relanzará a tantos agentes de corrupción, autoritarismo y  sobreexplotación que casi ni fueron tocados después del 2000.

Si gana Keiko, será la derrota póstuma de la marcha de los cuatro suyos, la más grande lucha democrática de la historia peruana. Y los que gracias a ella fueron sancionados volverán como hombres o mujeres de Estado, algunos con toda pompa y otros desde las sombras. Entre ellos, Alberto Fujimori.

Sería la derrota de los jóvenes sin partido que ahora, auténticos demócratas, desde múltiples grupos en muchas universidades y barrios, dan todo de sí para evitarle esa vergüenza al Perú. Y si pierde Keiko, acaso será porque estos muchachos marcaron la diferencia.

Por todo esto, yo votaré contra Keiko Fujimori y marcaré Ollanta Humala. Por hoy prefiero esta opción, de lejos.


Escrito por

Constructores Perú

Construyendo, con todos y todas, las fuerzas en marcha que conseguirán que el 2021 podamos celebrar de verdad la declaración de libertad e independencia. Los invitamos a sumar y seguir sumando, que nuestro país y nuestra gente se merece una buena celebración


Publicado en

Peruconstructor

Just another Lamula.pe weblog